Nosoloarchivos

Icon

El lado social de la Biblioteconomía y la Documentación. Por Marián Torrecilla

El Programa ADAI desarrolla un proyecto en Haití para conocer el estado del patrimonio documental y archivístico tras el terremoto

  • Dotado con 17.000 euros, tiene como objetivo evitar el deterioro o posible expolio de archivos tras la catástrofe natural que asoló a la isla el pasado mes de enero

0000172003Los directores nacionales de los Archivos de España, Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, México, Cuba, Panamá, Puerto Rico, Portugal, Republica Dominicana y Uruguay han aprobado que el Programa Apoyo al Desarrollo de Archivos Iberoamericanos (ADAI) desarrolle un proyecto para conocer el estado del patrimonio documental y archivístico de Haití tras el terremoto que asoló la isla el pasado mes de enero.

El proyecto estará dotado con 17.000 euros y elaborará un diagnóstico, informe técnico y propuesta de ayudas necesarias que deben adoptarse con carácter urgente para evitar el deterioro y posible expolio del patrimonio documental y archivístico haitiano. Este proyecto será coordinado por el Archivo General de la Nación de la República Dominicana y contará también con la colaboración del Archivo Nacional de la República de Cuba, países vecinos que han asumido la responsabilidad conjunta de su ejecución.

Ayudas para 99 proyectos archivísticos

Además ADAI ha aprobado la concesión de ayudas por un valor de 590.000 euros a 99 proyectos archivísticos iberoamericanos, correspondientes a la convocatoria anual de 2009.

De los 208 proyectos presentados por los países de Iberoamérica integrantes del Programa y El Salvador -que participa como país invitado-, por primera vez se han aprobado cuatro vinculados directamente con Iberoamérica, presentados por instituciones archivísticas de España y Portugal. El resto abordará planes destinados a la recuperación y tratamiento de fondos documentales sobre las poblaciones indígenas, la situación de la mujer, los derechos humanos, la recuperación de la memoria histórica, la cultura afroamericana y los diferentes procesos migratorios entre continentes.

Además, el Comité Intergubernamental de ADAI ha aprobado por unanimidad otro proyecto de naturaleza supranacional dotado con 13.350 euros, para el desarrollo de la formación en materia de Archivos en Centroamérica, propiciando un encuentro de las autoridades académicas universitarias en Costa Rica.

Un referente internacional de cooperación y colaboración profesional

El Programa ADAI, que surgió en el marco de las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno en 1999 para la ayuda y desarrollo de proyectos de protección, recuperación y difusión del patrimonio documental iberoamericano, constituye un modelo de cooperación y colaboración en materia de Archivos, en el que participan doce países iberoamericanos, además de España y Portugal. Desde su creación, se ha consolidado paulatinamente, dando muestras de eficacia, hasta constituirse en un referente internacional de colaboración profesional.

Fuente: Ministerio de Cultura

Declaración de Murcia sobre la acción social y educativa de las bibliotecas públicas en tiempo de crisis

Recientemente se han celebrado en la Biblioteca Regional de Murcia las Jornadas “La acción social y educativa de las bibliotecas públicas en tiempo de crisis”.

Como se puede leer en su blog, estas Jornadas, organizadas por la propia Biblioteca Regional y por la Unión Territorial de ANABAD, ofrecieron la posibilidad de reflexionar sobre el papel que las bibliotecas deben cumplir para apoyar a la ciudadanía afectada por el contexto actual de crisis económica y precariedad laboral y de exponer experiencias significativas de servicios bibliotecarios relacionados con la orientación laboral, la formación de competencias básicas y la generación de oportunidades educativas y sociales.

Como conclusión a las mismas se redactó una declaración que merece la pena leer:

Declaración de Murcia sobre la acción social y educativa de las bibliotecas públicas en tiempo de crisis (Biblioteca Regional, 19 de febrero de 2010)

jornadaLos participantes en las Jornadas “La acción social y educativa de las bibliotecas públicas en tiempo de crisis”, realizadas los días 18 y 19 de febrero de 2010 en la Biblioteca Regional de Murcia, acuerdan difundir la siguiente Declaración:

1. Las bibliotecas realizan una función social y educativa, de apoyo a las personas y comunidades en todo momento. Pero, particularmente, pueden ser un recurso fundamental de inclusión y promoción social cuando la crisis económica incrementa el número de personas en paro, precariedad laboral, vulnerabilidad o exclusión social.

2. Hay numerosos proyectos, experiencias y buenas prácticas de servicios bibliotecarios orientados a la formación de competencias básicas, capacitación laboral y apoyo al aprendizaje permanente. Con ello las bibliotecas demuestran su poder de promoción y generación de oportunidades para las personas.

3. La realización de servicios y proyectos de formación laboral por parte de las bibliotecas se debe llevar a cabo en colaboración y alianza con todo tipo de organismos de promoción laboral e integración social, así como con todas las organizaciones de la sociedad civil preocupadas por la inclusión social.

4. En tiempos de crisis las bibliotecas deben reivindicar tanto el mantenimiento de sus presupuestos públicos como buscar fuentes y oportunidades alternativas de financiación (fundraising), manteniendo su independencia y principios.

5. Es imprescindible la formación del personal de las bibliotecas como mediador de los procesos del aprendizaje. Esta formación debe estar presente tanto en la formación inicial universitaria de los titulados en Biblioteconomía, como en los planes de formación permanente de los bibliotecarios en ejercicio.

6. Los profesionales de las bibliotecas tienen el compromiso ético y deontológico de contribuir al acceso, uso y comunicación de la información por parte de todos, de acuerdo con las declaraciones de los derechos humanos, y su labor informativa y educativa contribuye a posibilitar y extender el ejercicio real de estos derechos.

7. Hay que transmitir y hacer que la sociedad conozca la función de la biblioteca como institución de formación permanente, inclusión social y puerta de acceso a la sociedad de la información para todos.

8. Consideramos que el aprendizaje a lo largo de la vida es una necesidad para todos los ciudadanos, y que por ello debe considerarse un servicio fundamental de las bibliotecas públicas.

9. La biblioteca debe atender especialmente las necesidades inclusivas y educativas de las personas y colectivos más vulnerables en el contexto en que su ubiquen: infancia, personas sin estudios, minorías inmigrantes, personas con discapacidad, personas sin recursos, en paro, mayores, etcétera. Con ello contribuye a compensar las desigualdades sociales existentes para acceder al conocimiento y la información.

10. La planificación estratégica y la anticipación de las necesidades y problemas sociales deben ser prácticas de los profesionales de las bibliotecas para responder y hacer frente a las dificultades económicas. Con ello podrán convertir la crisis económica en una oportunidad de incrementar su utilidad y lograr el máximo reconocimiento de su labor informativa, educativa, cultural y social.

Recíbenos en tu correo

Introduce tu e-mail para recibir actualizaciones por correo:

  

Un servicio de FeedBurner

Archivo