Nosoloarchivos

Icon

El lado social de la Biblioteconomía y la Documentación. Por Marián Torrecilla

Europeana, protagonista del VI Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas

Encabezadas por el macro-proyecto cultural denominado Europeana, las bibliotecas digitales han sido protagonistas del VI Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas celebrado en Burgos los días 9, 10 y 11 de Octubre de 2012.

Concretamente, durante la segunda jornada de las mismas, algunos de directores del proyecto nos expusieron el trabajo que están realizando en esta enorme biblioteca, en continua construcción en la red gracias a las aportaciones de alrededor de 1500 instituciones, entre bibliotecas, archivos, museos, y otros organismos culturales de los países de la Unión Europea.

Se trata de un proyecto muy importante por tres motivos: para la conservación del patrimonio documental; para la investigación, desarrollo e implementación de la web semántica, y de los Linked Open Data; y para facilitar el acceso a los usuarios a millones de documentos procedentes de toda Europa. Aunque sobre esto último, tanto algunos asistentes al Congreso como ciertos responsables de Europeana plantearon dudas.

El motivo de esta inquietud es que claramente el número de usuarios que desconoce el funcionamiento de Europeana (e incluso su existencia), debe ser bastante elevado. No hay cifras, pero probablemente una breve encuesta a pie de mostrador en nuestra biblioteca nos esclarecerá que es así. Y el problema principalmente es que este tipo de proyectos europeos a menudo no resultan lo cercanos y transparentes como sería deseable.

Las bibliotecas públicas españolas se están implicando en el asunto, dado que somos el quinto país que más documentación está aportando a Europeana. Recientemente todos los datos de la participación española fueron expuestos precisamente en unas jornadas de difusión de Europeana organizadas este verano. La cuestión radica en que debemos hacer un esfuerzo de difusión de este trabajo en el día a día, dado que se trata de un portal en el que van dedicados muchos recursos de todos los europeos. En esta difusión se deberá hacer hincapié en las ventajas de tener una biblioteca digital europea, en lo que nos puede aportar a los ciudadanos. Porque Europeana no sólo puede ser de utilidad, por ejemplo, para un estudiante de arte, que puede observar algunas de las obras pictóricas más importantes de Gauguin, junto a los datos y la descripción de las mismas, cómodamente desde su ordenador, tableta, o smartphone. Esta biblioteca digital puede ser de gran valor, y es necesario sacarle partido a toda esa información en línea para convertirla en servicios y conocimiento que pueda ser útil para muchas más personas.

El siguiente reto, el más importante, es hacer efectivo el derecho de todas las personas que quieran puedan realmente tener acceso a las bibliotecas digitales. Es patrimonio de todos, por tanto todos debemos tener la posibilidad de utilizarlos. Por ello, desde las bibliotecas públicas debemos dedicar más recursos de formación en este sentido, empezando por los propios profesionales bibliotecarios, que tenemos la obligación de implicarnos y adaptarnos a que la verdadera biblioteca pública a día de hoy ya es en buena parte digital. Una biblioteca pública más rica en contenidos y servicios, más inclusiva, y garante del derecho de acceso universal al conocimiento es posible.

Fernando Jerez Hernández – @fpjerez

Category: Acceso a la información, Bibliotecas, Open data

Tagged: , , , ,

Leave a Reply

Recíbenos en tu correo

Introduce tu e-mail para recibir actualizaciones por correo:

  

Un servicio de FeedBurner

Archivo