Nosoloarchivos

Icon

El lado social de la Biblioteconomía y la Documentación. Por Marián Torrecilla

Todo está en los libros

El plan de intercambio de manuales de texto lleva recogidos 1.800 ejemplares para ayudar a las familias en el gasto escolar.

La enseñanza debe ser universal y gratuita, reza la declaración de los Derechos Humanos. En teoría lo es, pero en la práctica hay costes que hacen más difícil para algunos escolares acceder a ese pasaporte al futuro que es la educación. La asociación de estudiantes progresistas y la confederación asturiana de asociaciones de padres han vuelto a unir sus fuerzas, como cada año tras 12 ediciones, en el programa de intercambio de libros de texto, que tiene lugar en Gijón. Es el único municipio de la región en el que se desarrolla, al margen de que algunos centros lo hagan a escala interna. Eso no significa que sea exclusivo para los gijoneses, como cuenta el coordinador del programa, Javier Suárez, “nos han llegado libros de toda Asturias, hasta de Cantabria”.

En una primera fase, hasta el 30 de julio, tres jóvenes se dedican a la recogida y clasificación de los libros, en horario de 10 a 14 horas, en los locales del Consejo de la Juventud de Gijón, en la calle Manuel Llaneza. El objeto del programa son los libros de texto vigentes de primaria, secundaria y bachillerato. En la práctica, se admiten todo tipo de ediciones, porque los que no se utilizan en el sistema educativo autonómico se reciclan o se envían a países en desarrollo a través de ONG´s.

Por cada libro entregado los organizadores dan un vale que en la segunda fase se podrá canjear por los libros que el usuario necesite para el próximo curso. El intercambio comienza del 23 al 31 de agosto en el mismo horario que en julio y continúa del 1 al 24 de septiembre, con apertura por las tardes. En esos dos períodos se sigue admitiendo la recogida, con lo cual muchas familias acuden varias veces en búsqueda del libro deseado si en la primera ocasión no lo hallaron.

Hasta ayer, se habían entregado más de 1.800 libros. Los niños y adolescentes que los usen en el curso 2011-2012 ahorrarán a sus familias entre 200 y 250 euros. Según datos de 2009, el 55% de las familias participantes procedían de institutos públicos de enseñanza secundaria, el 25% de colegios privados y el 20% restante de colegios concertados.

Fuente | La Voz de Asturias

Category: Educación, Recogida de libros

Tagged:

Leave a Reply

Recíbenos en tu correo

Introduce tu e-mail para recibir actualizaciones por correo:

  

Un servicio de FeedBurner

Archivo